Glowstone no es radioactivo, no es tóxico y puede utilizarse de forma segura en diferentes entornos.

Carga

Una carga de 15 – 20 minutos bajo la luz solar, del día o artificial genera un brillo posterior de más de doce horas. El brillo y el tipo de fuente de luz que carga a GlowStone influyen en la duración e intensidad de la luz.

La luz solar directa e indirecta son las mejores fuentes de luz para conseguir una intensidad luminosa buena y sostenible con GlowStone.

La luz negra es la segunda fuente de luz más eficiente para cargar la GlowStone. Unos segundos bajo luz negra hacen que GlowStone brille más intensamente que una carga de 10 horas con una bombilla. Se ha demostrado que GlowStone alcanza el 80% de su capacidad en pocos segundos bajo luz negra, pero tarda aprox. 15 – 20 minutos en cargarse completamente.

Las bombillas fluorescentes emiten más luz ultravioleta que las bombillas convencionales, haciéndolas más eficientes. Una bombilla de 100 vatios como fuente de alimentación carga sólo unos 10 – 25 vatios, que en realidad cargan el pigmento. Esta es la razón por la que una bombilla de luz negra de 60 vatios supera con creces a la luz blanca más potente.

Poder y duración de la luz

El granulado de GlowStone influye en la duración de la luz y en el tiempo de carga. Los granulados más grandes iluminan con más claridad y por más tiempo, pero necesitan más tiempo para cargarse. En principio, es posible hablar de una carga completa después de un tiempo de carga de 20 minutos, independientemente del tamaño del granulado, siempre y cuando se haya realizado con fuentes de luz adecuadas. La intensidad luminosa de GlowStone depende de su color. El verde esmeralda tiene una mayor luminiscencia que el turquesa o el azul celeste.

GlowStone cumple su función por más de 20 años en una matriz de cemento o resina epoxi.

GlowStone

GlowStone Ultra

Estabilidad de las propiedades físicas y químicas

GlowStone funciona idealmente a temperaturas entre -30°C y +500°C. Es resistente a la exposición elevada y/o prolongada a la radiación ultravioleta y ni siquiera se decolora bajo una lámpara de mercurio de 300 vatios durante 1000 horas a 35°C – 40°C, 80% de humedad. GlowStone no se ve afectado por la mayoría de los productos químicos comerciales. Además, no se ve afectado por condiciones climáticas extremas, como altas temperaturas y temperaturas bajo cero, ni por la humedad. No se expande ni se contrae en el concreto u otros materiales.

Cerrar menú